Noise Rotator en Español Noise Rotator en Inglés Noise Rotator en Alemán Contacto por E-Mail Noise Rotator en Twitter Noise Rotator en Facebook

La Broma Negra, Sala Maravillas, Madrid, 23 de mayo 2014

La Broma Negra publicaron su último disco de estudio el año pasado, y como ya viene siendo una costumbre, una vez más recibió muy buenas críticas. Sin dejar de ser ellos mismos, sin perder su esencia, le volvieron a dar una vuelta de tuerca a su sonido.
En mayo, meses depués de la edición de "Déjanos la luz encendida", estaban en la sala Maravillas de Madrid (hasta el año pasado conocida como Nasti) para presentar en un concierto extenso, que incluíría también algunos de los temas más populares de sus anteriores discos, su más reciente larga duración.
En esta ocasión La Broma Negra se nos presentaba con un miembro más, David, que manejaba teclados y sintetizadores. Una clara mejora del directo, ya que Alex ahora se puede dedicar de lleno a la guitarra, y hay más actividad en el escenario.
Uno de los puntos fuertes de La Broma Negra son sin duda sus buenísimas composiciones. Son pop, son rock, son oscuras y melancólicas, son surrealistas y con un humor negro a menudo absurdo, son inclasificables. Son tecno pop de reminiscencias ochenteras, pero llenas de vivacidad y todo tipo de influencias de lo más variado y creativo. Los nuevos temas del álbum "Déjanos la luz encendida" son más profundos y variados aún si cabe, y una vez más pudimos presenciar como Carlos, Alex - esta vez sólo a la guitarra - y David a los synthies, transportaban esa música al escenario con enorme elegancia, soltura y maestría. Si, ya son muchos años sobre muchos escenarios, con lo cual se puede decir que tienen tablas. Pero eso no les quita ni un ápice de frescura y entusiasmo, que lo tienen como si fuera el primer día. La puesta en escena es sencilla, aunque con un toque muy personal, y en el centro de atención siempre está la música. Todos los elementos están perfectamente conjuntados, y lo que destaca, por supuesto, es la maravillosa voz de Carlos, que es melódica, melancólica, romántica, expresiva y la adecuada para ponerle voz a las letras tan poéticas y surrealistas que tienen las canciones.
Empezando con una intro y el tema que abre "Déjanos la luz encendida", "Heridos", tocaron el nuevo disco prácticamente en su totalidad y además les dió tiempo a repasar temas anteriores como "Los reyes no morirán en su cama" o "Cuidado con lo que matas".
Supieron entusiasmar al público que poblaba la Maravillas esa noche - no llegaron a llenar la sala del todo, pero el club de fans, tod@s con sus camisetas a juego, contaba por partida triple al menos, al margen de todos los demás que habían acudido. El aplauso despues de "Cuidado con lo que matas", que marcó el final del set regular, fue enorme, así que tuvieron que salir con unos bises, entre los que se encontraron algunos auténticos clásicos como "Envenenador de manzanas" o "Nieto de maestro de escuela".
Una noche mágica y con mucha diversión - sin duda La Broma Negra son de lo mejor del panorama nacional actual... así que ¡no os perdáis su próximo concierto!